Son innumerables los beneficios de la miel, utilizada desde milenios como remedio medicinal. Los dulces derivados de la miel ayudan a aliviar la tos, mientras que la jalea real sigue siendo la fuente de energía y vitalidad más natural y sana que se conozca.